Mar Tarrés contó mal momento que pasó con el hijo de Flavio Mendoza

Mar Tarrés vivió una incómoda situación con Dionisio, el hijo de Flavio Mendoza, mientras caminaba con él por la vía pública.

Los hijos de los famosos tienen en estos tiempos, en algunos casos, mucha exposición en medios y, sobre todo, en redes sociales, provocando que pese a ser muchos chicos se conviertan en personajes famosos, algo que puede ser perjudicial.

El hijo de Flavio Mendoza y Mar Tarrés

“No me parece buena la exposición de los más chiquitos, en el caso de mis sobrinos subo muy poco a las redes porque son chiquititos y ellos no eligen, te voy a contar una anécdota que me pasó con el hijo de Flavio Mendoza”, comenzó contando Mar Tarrés en una entrevista con el periodista Juan Etchegoyen.“Cada uno -prosiguió la mediática- hace lo que quiera pero en el medio están los niños, yo podría exponer a mis sobrinos porque conseguiría un montón de cosas, están buenos los canjes pero trato de exponerlos lo menos posible porque no son conscientes de lo que están viviendo y ellos no eligen, le haces un daño a la criatura y me pasó algo con Dionisio”.

“Me llamó un amigo de Flavio y me dijo que estaba con el nene, nosotros habíamos quedado en salir un rato y me preguntó si me jodía que venga con Dionisio porque estaba con él y yo le dije que no me molestaba, al contrario, lo pasamos a buscar al nenito, precioso y súper educado, es una luz, y me dio pena como la gente nos paraba en la calle, se quería sacar una foto con él, un nene que tiene que tener una infancia libre y me partió al medio el corazón”, agregó.

Y luego relató: “Encima la gente lo confundía con el hijo de Marley y le decía Mirko, y cuando vi a esa situación que le podía pasar a mis sobrinos en mayor o menor medida, no soy tan conocida como Flavio gracias a Dios, les pasa a mis perros que ahora son famosos, yo nunca lo hablé con Flavio porque quién soy yo para decirle eso a él, lo que yo decidí es no exponer a mis sobrinos porque ellos no eligen, mi abuela estuvo en Tinelli pero es adulta y eligió ir, cuando volvió a Salta todo el mundo le hablaba pero mi mamá es súper tímida que todo le da vergüenza, yo amo que me saluden y me abracen”,

«Vos no sabes cómo es la personalidad de ese niño y no sabes si le estás haciendo un bien o un mal a ese chico, como el de “Mi pobre angelito” que terminó en las drogas re quemado, lo tomé como un ejemplo para no exponer a mis sobrinos y no me gusta”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − siete =