Guzmán anticipó que habrá un decreto para incentivar inversiones energéticas y se esperan cambios de normativa

Días atrás, el funcionario había adelantado que el Gobierno se encontraba delineando medidas para promover la venida de empresas internacionales en la explotación de gas y petróleo en el yacimiento de Vaca Muerta.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó un «decreto presidencial» para un nuevo marco regulatorio en el sector energético que incentive inversiones y genere más previsibilidad, al disertar en el almuerzo organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp). Días atrás, el funcionario había adelantado que el Gobierno se encontraba delineando medidas para promover el ingreso de empresas internacionales en la explotación de gas y petróleo en el yacimiento de Vaca Muerta.

En ese marco, aseguró que “estamos creciendo fuertemente en 2022 y podemos seguir haciéndolo en 2023, pero para eso ocurra hay que tener cierta racionalidad e ir administrando las restricciones y haciendo política económica”, en un almuerzo organizado en el Alvear Palace Hotel, de la ciudad de Buenos Aires. Previamente, Guzmán había señalado que “en los próximos días” se conocerían una serie de “cambios normativos” que permitan la inversión en el ámbito energético.

“Estamos trabajando con las empresas del sector privado, y el Banco Central para articular entendimientos que den lugar a cambios normativos. Esperamos presentarlos en los próximo días”, había soltado Guzmán en el encuentro sobre el sector energético convocado por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de Argentina (IDEA) que se desarrolló en la ciudad de Neuquén. El jefe del Palacio de Hacienda aludió a las restricciones en el mercado de cambio al afirmar que “para facilitar las inversiones directas (en el sector energético), hay que cambiar regulaciones de capital a las que impuso la administración anterior en el 2019”, tras el magro resultado registrado en las elecciones primarias de agosto por el entonces oficialismo.

En su exposición de este jueves,  también sostuvo que «para afianzar la estabilidad necesitamos que el BCRA tenga más reservas, para anclar expectativas». Y agregó: «El crecimiento tiene que ser consistente con la meta de acumulación de reservas. El tipo de cambio se tiene que mover de una forma consistente con la estabilidad de la balanza de pagos».

Por otra parte, el funcionario remarcó que «el principal problema en el mundo hoy es la inflación». En ese sentido, sumó: «Todos hablan de eso. Cambió la agenda en el mundo y para la Argentina. Ya no se habla de la deuda, se habla de energía, de seguridad energética global y el rol que la Argentina puede jugar«.

Siguiendo la misma línea,  subrayó que “la clave de cualquier programa para contener la inflación es cambiar las expectativas y tener un programa económico y que sea creíble».

Por último, Guzmán se refirió a la posibilidades argentinas en el contexto internacional actual: «La globalización y la guerra va escribiendo un nuevo mapa. Hoy a la transición energética se agrega el problema de la seguridad energética y la Argentina y la región deben trabajar en conjunto para aumentar la escala de producción energética y ofrecer las soluciones que requiere el mundo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 3 =